Afadi-campzaragoza.com


CRITERIOS DE ACTUACIÓN

02/10/2010

A) EN LA ATENCIÓN DE LAS PERSONAS ATENDIDAS

Las  personas atendidas en el centro recibirán un trato digno.
En la atención diaria y a las personas se garantizará la igualdad y la no discriminación.
Los servicios y apoyos que se les proporcione responderán a las necesidades y expectativas.
La organización y funcionamiento del centro y la atención ofrecida respetarán el derecho a la intimidad y privacidad de cada una de las personas atendidas y a la confidencialidad de su información personal. El secreto profesional deber ser garantía de ese derecho.
En el centro se deberán de respetar el derecho de las personas a mantener relaciones interpersonales, respetando las relaciones emocionales y afectivas, que libremente elijan, con el consentimiento de su tutor legal.
Atención individualizada, adaptada a las diferentes necesidades de las personas, potenciándose el desarrollo personal de los residentes.
La atención en el centro se orientará hacia las posibilidades de las personas y no hacia sus limitaciones, fortaleciendo sus capacidades para desarrollar una vida lo más normalizada y autónoma posible.
Siempre que sea posible se deberá contar con la opinión y participación activa de las personas en las actuaciones que les afecten.
La perspectiva de género debe estar presente en el diseño y organización de la atención como garantía de la igualdad en la atención para los hombres y las mujeres atendidas en el centro.
Toda la organización laboral, administrativa y técnica estará supeditada al interés y necesidades de las personas atendidas por encima de cualquier consideración por muy  legítima que sea.

B) EN LA ATENCIÓN A LAS FAMILIAS
Respeto a la diversidad sociocultural debiendo ser atendidas de manera individualizada y respetando sus características sociales y culturales.
La familia como lugar afectivo de referencia es una pieza clave en el proceso vital de las personas atendidas, debiendo ser considerada su lugar afectivo de referencia y favoreciendo todos los contactos posibles.
Respeto a la tutela legal que ejercen las familias y las decisiones que de ello se deriven.
Favorecer la opinión y participación de las familias, conociendo la atención que se dispensa, estimulando y garantizando su participación y colaboración.
Apoyo, información y asesoramiento en todo lo relacionado con la atención, cuidado, vivencias y temas relacionados con la discapacidad intelectual.

C) EN LA ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO
Toda la actividad técnica, asistencial y residencial se basará en el trabajo en equipo, de carácter interdisciplinar, como elemento que puede garantizar la atención de calidad de las personas atendidas en el centro.
El centro debe estar orientado a conseguir la máxima autonomía y bienestar posible de las personas, ser flexible y abierto a la comunidad.
El enfoque de calidad total en la gestión mediante el establecimiento del mapa de procesos y la protocolización de los procesos y procedimientos a desarrollar que permitan su conocimiento, aplicación y evaluación de cara a una mejora continua de atención y servicios que se dispensan.
La competencia y desarrollo profesional por medio de la motivación y el compromiso por hacer bien el oficio de los diferentes profesionales del centro con una adecuada formación profesional.
La satisfacción, participación e implicación de los profesionales, el establecimiento de condiciones dignas de trabajo y el reconocimiento a la labor profesional bien hecha.
Diálogo, transparencia y eficiencia en la gestión de la organización que posibilite una atención de calidad.